Sign up to our newsletter:

Compromisos compartidos: hacia un plan de acción de educación ambiental en los Jardines Botánicos Mexicanos

Volume 7 Number 2 - October 2010
Lorena Martínez

English - Promises shared: towards a plan of action for environmental education in Mexican botanic gardens

French - Promesses partagées: vers un plan d’action pour l’éducation à l’environnement dans les jardins botaniques mexicains.


Los jardines botánicos mexicanos emprenden una aventura a través del  análisis sobre su quehacer educativo, Lorena Martínez y colaboradores, ilustran este recorrido lleno de experiencias y cuyo objetivo final será el desarrollo de un plan de acción de educación ambiental para sus jardines botánicos que aborda todas las metas de la EGCV.

 

México alberga una riqueza natural excepcional y está considerado entre los países de mayor diversidad biológica en el mundo pero ésta, junto con la riqueza cultural que la acompaña, se encuentran amenazadas, principalmente por la intensa actividad humana que ha provocado la transformación y degradación de los ecosistemas, con el consecuente detrimento de la calidad de vida de sus habitantes.

Los primeros jardines botánicos de México datan de la época prehispánica, aunque su historia moderna inicia hasta la segunda mitad del siglo XX.  Actualmente existen 30 jardines agrupados en la Asociación Mexicana de Jardines Botánicos (AMJB); organización fundada en 1980 con el propósito de impulsar el desarrollo y consolidación de los mismos, siendo la educación uno de sus ejes centrales.

 

Hace algún tiempo en ese lugar: nace la inquietud

Estando en el 6° Congreso Internacional de Educación en Jardines Botánicos celebrado en Oxford, Inglaterra en el 2006, surgió la inquietud en algunos miembros de la AMJB, por analizar qué veníamos haciendo en esta materia. Por ello, los jardines botánicos de Fundación Xochitla, del Instituto de Biología de la Universidad Nacional Autónoma de México y del Centro de Investigación Científica de Yucatán realizamos en 2007 un diagnóstico exploratorio sobre el estado de la educación en los jardines botánicos mexicanos (JBM), 24 de ellos respondieron un cuestionario ad hoc. Los resultados fueron reveladores: a) las actividades educativas son muy diversas, destacando las visitas guiadas, los eventos de sensibilización ambiental, la impartición de cursos y talleres, así como la elaboración de materiales didácticos; b) el 70% del personal  responsable de las actividades educativas tiene estudios en biología o agronomía, pero carecen de una formación en educación ambiental; c) aunque en el discurso se utilizan los términos de educación ambiental y sustentabilidad, el significado que les dan es limitado y d) no se cuenta con espacios adecuados para su profesionalización.


Esto evidenció la importancia de contar con una estrategia de educación ambiental para los JBM a fin de orientar nuestra práctica educativa y construir los referentes teóricos y metodológicos acordes a nuestros múltiples contextos ecológicos y socio ambientales. Aunque ya en el 2007, la AMJB venía colaborando con la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (CONABIO) y otras instituciones académicas en la elaboración de la Estrategia Mexicana para la Conservación Vegetal (EMCV) -que incluye un objetivo específico relacionado con la promoción de la educación y concientización acerca de la diversidad vegetal- , no fue sino hasta un año después, en el 2008, que se logró presentar ante la asamblea de la AMJB los resultados del diagnóstico realizado. Se aprobó entonces la realización de un taller de intercambio de experiencias sobre educación en los JB, nombrando para ello una Comisión de Educación responsable del mismo. Afortunado inicio de una serie de tres talleres.


Se hace camino al andar: los talleres

El I Taller de Educación Ambiental en los Jardines Botánicos se realizó en marzo de 2009 con la participación de 14 JB. Por ser el primero en su tipo, en los 22 años de existencia de nuestra asociación, ha sido considerado como un parte aguas que permitió abrir un espacio de reflexión sobre la larga experiencia educativa de los JBM revisada a la luz de diferentes conceptos teóricos. Parte sustantiva fue llegar al consenso en el que se reconoce que las prácticas educativas en los JB han sostenido una dinámica relevante y que se está dando de manera evidente una intencionada transición hacia enfoques estratégicos y pedagógicos más complejos y profundos. Asimismo, en este evento se elaboró por primera vez un análisis de las fortalezas, oportunidades, debilidades y amenazas de nuestros jardines como preámbulo para elaborar un plan de acción.

El II Taller “Aplicación de las Metas de la Estrategia Global para la Conservación Vegetal en los Programas Educativos de los Jardines Botánicos” se llevó a cabo en septiembre de 2009 durante  la XXII Reunión Nacional de Jardines Botánicos. Miembros de 19 jardines botánicos analizamos cuál ha venido siendo nuestro aporte a las 16 metas de la EGCV; lo más interesante fue reconocer que sólo una de ellas, la meta 14, está relacionada con la educación aunque expresada de manera general y ambigua. La conclusión principal del evento fue plantear la necesidad de que dicha meta sea incluida de manera transversal en las demás, así como definir indicadores de medición para su adecuado seguimiento.

El III Taller “Hacia un Plan de Acción para los Jardines Botánicos Mexicanos” fue celebrado en febrero de  2010 con la participación de 16 JB. En esta ocasión se hizo un análisis más detallado de: a) las Estrategias Global y Mexicana de Conservación Vegetal, b) la Estrategia de Educación Ambiental para la Sustentabilidad en México y c) los resultados del Taller “Aplicación de las metas de la EGCV en los programas de educación de los JB”, a fin de identificar sus principales aportes, enfoques y limitaciones en materia de educación ambiental.

 Quizá uno de los aspectos más significativos del evento fue la presentación de una propuesta de tipología sobre las prácticas educativas en los JBM con cinco orientaciones principales: 1) la transmisión de información botánica, 2) la divulgación del conocimiento a través de charlas, talleres y actividades, 3) la conservación de ciertas especies importantes/útiles, 4) el diseño de estrategias para conocer la relación especies/ecosistemas y 5) la participación del jardín botánico como actor del desarrollo local de su comunidad. Sin pretender juzgar nuestras prácticas educativas, esta tipología permitió ubicar la tendencia predominante de cada jardín y en su conjunto de la AMJB, concluyendo que la tendencia educativa más común es la orientada a la divulgación de los temas de conservación (tipo 2), aunque también se presenta la de conservación de especies/ecosistemas (tipo 4) y de compromiso con el desarrollo local (tipo 5). Asimismo, en este taller se sentaron las bases para ir desarrollando el primer plan de acción de nuestra Asociación, que incluye aspectos como: normatividad, financiamiento, formalización y profesionalización, sistematización y evaluación, generación de conocimientos, divulgación y comunicación.


Y al volver la vista atrás: nuestros aprendizajes

Sin duda el análisis crítico realizado en esta serie de talleres ha sido  determinante para reconocer que  la educación en los jardines botánicos mexicanos viene, desde hace unos lustros, apuntalando su proceso de maduración, lo que le ha implicado durante su acontecer: i) acentuar la calidad de interlocutores entre los distintos actores sociales vinculados a los jardines; ii) reconstruir el significado de la relación entre la sociedad y la naturaleza; iii) generar un diálogo entre la teoría y la práctica, de tal manera que tanto los procesos de planificación como los evaluativos se vean enriquecidos; iv) empezar a construir bases pedagógicas específicas al acto de educar en los jardines botánicos; v) integrar otros saberes ambientales, además del de la botánica, que conduzcan a una comprensión más holística de la realidad socio-ambiental; vi) crear vínculos -a través de la sensibilización, la concientización y el gozo- entre los actores sociales relacionados con los jardines botánicos que trasciendan la cosificación de los recursos naturales, especialmente la vegetación, y conduzcan a una visión más respetuosa e integral de la vida; y vii) desarrollar métodos y contenidos que abonen a una ética ambiental que propicie la construcción de una ciudadanía comprometida con la sustentabilidad.

Desde luego, son todavía muchos los retos en este proceso, pero el trabajo colectivo de los educadores de los jardines botánicos está ensanchando brechas para la consolidación de la educación ambiental. Su riqueza radica en que lo alcanzado hasta ahora es producto de una construcción colectiva en la que viejas y nuevas generaciones de educadores de los jardines hemos entablado un diálogo de saberes que, a la luz de nuevos referentes teóricos, ha permitido nuestro crecimiento conceptual, así como un salto cualitativo para reconocernos como sujetos forjadores de la educación ambiental. Nuestro reto ahora es terminar de conformar un plan de acción que nos dé mayor visibilidad, tanto dentro de nuestros jardines como en diversas instancias externas, con el objetivo más amplio de colaborar con iniciativas de educación ambiental impulsadas en otros ámbitos para incidir en la construcción y desarrollo de políticas públicas en el campo de la EA, en vías de nutrir a la sustentabilidad. 

 

Agradecimientos:

Los autores desean expresar su agradecimiento a aquellos miembros de los jardines botánicos mexicanos que han estado participando en este proceso de construcción colectiva y cuyos resultados preliminares se reflejan en el presente artículo.

 

Bibliografía citada

  • CONABIO Y SEMARNAT., 2009, Cuarto Informe Nacional de México al Convenio sobre Diversidad Biológica (CDB), Comisión Nacional para el Conocimiento y uso de la Biodiversidad y Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, México.
  • Martínez, L.; Hernández, C.C.; Franco, V., 2007, Hacia una estrategia de educación ambiental para los jardines botánicos de México. Resultados preliminares de un diagnóstico de los programas educativos de los jardines botánicos. XX Reunión Nacional de la Asociación Mexicana de Jardines Botánicos, Xalapa, Veracruz, México.
  • CONABIO-CONANP-SEMARNAT., 2008, Estrategia Mexicana para la Conservación Vegetal: Objetivos y Metas, México.
  • CDB-PNUMA., 2002,. Estrategia Global para la Conservación Vegetal. Convención sobre Diversidad Biológica, Programa de la Naciones Unidas para el Medio Ambiente, Gran Canaria, España.
  • SEMARNAT., 2006, Estrategia de Educación Ambiental para la Sustentabilidad en México, SEMARNAT-CECADESU, México.


Summary

Historically, Mexican botanic gardens have always had a strong commitment to education, promoting knowledge and care for nature.  However, the serious and complex environmental problems that we now face is demanding the development of new conservation and education strategies, both nationally and internationally, and this is redefining the work of those gardens within the Association of Mexican Botanic Gardens (AMJB). 

Since 2005, AMJB has initiated a process of evaluating the contribution of botanic gardens to meeting the goals of the Global Strategy for Plant Conservation. This has allowed these gardens to be recognised as crucial actors for plant conservation in our country.  Similarly AMJB wants the gardens to be recognised as centres for environmental education.  For this reason, in 2006 we carried out an analysis of the gardens educational activities. This study gave us a framework for running three subsequent workshops, in which more than 20 botanic gardens participated.  Early results show that while all the gardens are putting important efforts into environmental education, with different levels and approaches, they still lack consistency in the theory they use and the articulation of their work. 

As such, based on current strengths and weaknesses, we are currently planning shared objectives and goals and developing an action plan to articulate and promote the work of botanic gardens in environmental education.


Résumé

Historiquement, les jardins botaniques mexicains se sont toujours fortement engagés pour l’éducation, en valorisant la connaissance et le respect de la nature. Cependant, les sérieux et complexes problèmes liés à l’environnement que nous rencontrons actuellement nécessitent le développement de nouvelles stratégies de conservation et d’éducation, au niveau national et international. Cela entraîne une redéfinition des missions de ces jardins au sein de l’Association des Jardins Botaniques Mexicains (AMJB).

Depuis 2005, l’AMJB a lancé un processus d’évaluation de la contribution des jardins botaniques pour atteindre les objectifs fixés par la Stratégie Mondiale pour la Conservation des Plantes. Ceci a permis à ces jardins d’être reconnus en tant qu’acteurs incontournables pour la conservation des plantes dans notre pays. De la même façon, l’AMJB veut que les jardins soient reconnus en tant que centres d’éducation à l’environnement. Pour cela, en 2006, nous avons réalisé une analyse des activités pédagogiques de ces jardins. Cette étude nous a donné un cadre pour conduire, par la suite, trois ateliers auxquels plus de 20 jardins botaniques ont participé. Bien que tous les jardins réalisent à leur niveau des efforts importants dans l’éducation à l’environnement, les pré-résultats indiquent qu’ils manquent de cohérence dans la théorie qu’ils utilisent et l’articulation de leur travail.

Ainsi, à partir de leurs points forts et de leurs points faibles, nous organisons actuellement un programme d’objectifs à partager et développons un plan d’action pour articuler et promouvoir le travail des jardins botaniques dans le domaine de l’éducation à l’environnement.


Lorena Martínez González

Comité de Educación de la Asociación Mexicana de Jardines Botánicos, A. C.
Jardín Botánico Fundación Xochitla,
Tepotzotlán, Estado de México, México

Email: lmartinez@xochitla.org.mx
Página web: www.xochitla.org.mx


Verónica Franco Toriz

Comité de Educación de la Asociación Mexicana de Jardines Botánicos, A. C.
Jardín Botánico Regional Xíitbal neek’
Centro de Investigación Científica de Yucatán, A.C.
Mérida, Yucatán, México

Email: vefranco@cicy.mx
Página web: www.cicy.mx


Javier Reyes Ruiz

Profesor-investigador
Maestría de Educación Ambiental
Universidad de Guadalajara,
Guadalajara. Jalisco, México

Email: reyesruiz7@hotmail.com


Elba Castro Rosales

Coordinadora de la Maestría en Educación Ambiental
Universidad de Guadalajara,
Guadalajara. Jalisco, México

Email:  ecastro@cucba.udg.mx

Teodolinda Balcázar Sol

Presidenta de la Asociación Mexicana de Jardines Botánicos, A. C
Universidad Nacional Autónoma de México
México, D.F.

Email: bsol@ibunam2.ibiologia.unam.mx
Página web: www.ibiologia.unam.mx/jardin