Sign up to our newsletter:

Los Jardineros del Futuro

Number 23 - December 2001
D. Rodriguez

En el Real Jardín Botánico de Madrid (España) se lleva a cabo, desde 1986, el proyecto Casas de Oficios, unos programas públicos de empleo-formación dirigidos a cualificar a desempleados preferentemente jóvenes menores de veinticinco años, en especialidades y oficios relacionados con la rehabilitación del medio ambiente.

El Real Jardín Botánico de Madrid, que al año recibe cerca de 400 000 visitantes, decidió emprender este proyecto continuando con una labor en la que no han faltado nunca las iniciativas científicas y educativas. Fundado el 17 de octubre de 1755 por el rey Fernando VI a orillas del río Manzanares, su primera vocación fue la de cultivar colecciones de plantas españolas y exóticas que se traían de los viajes científicos e impartir clases de Botánica. Su actual ubicación, en el madrileño Paseo del Prado, junto al Museo del mismo nombre, se debe al rey Carlos III en 1774.

Desde entonces hasta hoy, el R.J.B., que en 1942 fue declarado Jardín Histórico-Artístico, cumple las funciones de centro científico (cuenta con los servicios de Documentación que aportan los Herbarios, la Biblioteca, el Archivo, el Semillero y la Colección de Plantas Vivas), conservacionista, educativo y cultural-recreativo.

Escuela de Jardineria es el nombre de la Casa de Oficios del Real Jardín Botánico, y nace a partir de los acuerdos y convenios suscritos entre dicha entidad, el Instituto Nacional de Empleo y el Fondo Social Europeo. El Programa Educativo que se desarrolla está centrado en la enseñanza de la jardinería, orientada la misma a la Poda de Arboles Ornamentales y al Mantenimiento de Jardines. La formación se imparte a partir de una enseñanza-aprendizaje basado en el conocimiento directo, didáctico y vivencial del oficio. Esta labor educativa tiene una duración de seis meses y, posteriormente, aquellos alumnos que superan esta fase continúan su formación a la vez que son contratados, trabajando en el Real Jardín Botánico. La duración de esta segunda fase es también de seis meses.

El número de alumnos por curso es de 30 y la clases comienzan desde cero, ya que muchos de los que vienen desconocen totalmente este mundo. De hecho, estos jóvenes aprenderán, no sin protagonizar alguna que otra anécdota, a arrancar las malas hierbas en lugar de las plantas cultivadas, a regar sin inundar los terrenos y crear riachuelos, o a utilizar adecuadamente las maquinarias sin romperlas.

Durante el año que dura la Escuela, se enseñan de manera teórica-práctica una gran variedad de módulos como los siguientes: Nociones de Botánica, Plantas Ornamentales, Manejo de Herramientas y Maquinaria, Preparación y Mantenimiento del Terreno, Poda de Arboles, etc. Además se realizan visitas a otros parques, escuelas y viveros con el fin de que los alumnos tengan la visión más amplia posible sobre la jardinería y puedan elaborar y contrastar sus conocimientos.

Una vez finalizado el curso, los alumnos son capaces de ejercer esta profesión. Como el oficio de jardinero es variadísimo, es evidente que un año de formación no es suficiente para conocer todos los secretos de la jardinería. No obstante, con interés y capacidad emprendedora, todos están en condiciones de ponerse a trabajar. Prueba de ello es que desde que funciona la Casa de Oficios del Real Jardín Botánico de Madrid se han formado 372 jardineros, la mayoría de los cuales trabajan como autónomos, en empresas relacionadas con este sector, han montado una empresa o una cooperativa entre varios alumnos, han logrado un puesto en Ayuntamientos, en el Real Jardín Botánico superando las pertinentes oposiciones, etc.

Durante el curso 98-99 se formaron 30 alumnos (12 chicas y 18 chicos), 23 en el módulo de Mantenimiento de Jardines y 7 en el de Poda de Arboles Ornamentales, de los cuales 19 están trabajando en la actualidad, 5 de ellos en el mismo Real Jardín Botánico.

Las instalaciones del Real Jardín Botánico son el marco idóneo para que los alumnos tengan un aprendizaje perfecto; están en contacto con una gran variedad de plantas, conviven con jardineros profesionales del Jardín, que con su ejemplo y apoyo enseñan, y al ser un espacio histórico exige un trabajo minucioso con múltiples quehaceres para su conservación. Permite que los futuros jardineros sientan que el jardín es algo más que un lugar donde hay plantas, o una obra de arte y de lujo. Lo considerarán una necesidad social con la que se consigue mantener el equilibrio medioambiental en las ciudades, creando un lugar para el disfrute y la tranquilidad.

La experiencia que vive el Real Jardín Botánico de Madrid con la "Escuela de Jardinería"es sumamente enriquecedora, al enseñar a los jóvenes a cuidar su entorno y trabajar por él.

Dolores Rodríguez Veiga, Directora de la Escuela de Jardinería, Real Jardín Botánico de Madrid, C/ Claudio Moyano, 1, 28014-Madrid, España. Tel: (34) 91420 1585 / 91 420 3017 Fax: (34) 91 420 0157

 

Gardeners for the Future

Summary

Since 1986, The Royal Botanic Garden of Madrid, Spain has run a public programme for unemployed youth, younger than 25 years of age, to help qualify and direct them into professions related to the rehabilitation of the environment. The Programme centres on the teaching of gardening, orientated towards the pruning of ornamental trees and the maintenance of gardens. The educational work lasts six months and for those students that successfully complete this phase, the Royal Botanic Garden contracts and trains them for a further six months. The number of students on each course is 30 and during the year they learn about the theory and practice of gardening. This includes visits to other parks and nurseries in order to widen their vision. Once they have finished, the students are capable of taking up a gardening profession. The proof of this programme has been the fact that the Garden has turned out over 300 gardeners with an understanding that a botanic garden is something more than just a place to grow plants.
 

Jardiniers du Futur

Resumé

Depuis 1986, le jardin botanique royal de Madrid, en Espagne, a lancé un programme destiné aux jeunes de moins de 25 ans sans emploi pour les aider à acquérir une qualification et les diriger vers des professions liées à la réhabilitation de l’environnement. Le programme est basé sur des cours de jardinage, la taille des arbres ornementaux et l’entretien des jardins. Les cours durent 6 mois et les étudiants qui ont passé cette phase avec succès, ont un contrat et un stage de six mois supplémentaires au jardin botanique royal de Madrid. Le nombre d’étudiants est de 30 et pendant l’année ils apprennent la théorie et la pratique du jardinage. Cette formation inclue également des visites dans d’autres parcs et pépinières pour leur permettre de compléter leur apprentissage. A la fin de ce stage les étudiants sont capables de débuter un emploi de jardinier. Le résultat positif de ce programme est que le jardin botanique royal de Madrid a formé 300 jardiniers qui ont acquis la certitude qu’un jardin botanique est un peu plus qu’un lieu où l’on cultive des plantes.