Sign up to our newsletter:

La Historia de los Jardines Botánicos como Recurso Didáctico: El Jardín Botánico Canario "Viera y Clavijo"

Contibuted by María Luisa Iglesias Hernández, Escuela Universitaria, Centro Superior de Formación del Profesorado, Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, Islas Canarias, España

El diseño y creación de parques y jardines es un arte común a la mayoría de las civilizaciones, desde las más antiguas hasta las de nuestro tiempo. En la antigüedad los jardines ocuparon un lugar importante tanto en la civilización egipcia como en la mesopotámica, contando esta última con los jardines colgantes de Semíramis (Babilonia) considerados como una de las siete maravillas del mundo. Roma impulsó la expansión de esta actividad, como se ha podido comprobar en los frescos de la época, y alrededor de las grandes villas y palacios, se extendían amplios y bien cuidados jardines en los que proliferaban las esculturas, los estanques, las fuentes y las avenidas de setos recortados. Durante el medievo, con el establecimiento de los monasterios en Europa, el arte de la jardinería, se redujo alrededor del claustro. Fue a partir del siglo XIV cuando se vuelve al modelo de la antigüedad, con los jardines renacentistas combinados con las edificaciones igual que en Roma.

El jardín concebido como un ornamento decorativo va evolucionando así hasta la actualidad con estilos diferentes. Por ejemplo, los franceses los construían con amplias avenidas de árboles y numerosos setos y arbustos recortados de forma simétrica, siguiendo el modelo de Versalles. En cambio, el estilo inglés, se caracteriza por unos jardines formados por céspedes verdes y suaves, grupos de árboles y aguas corriendo. Más tarde se construyen templetes de estilo oriental, pabellones e incluso ruinas artificiales, cobrando importancia el jardín público a lo largo del siglo XIX.

En definitiva, a través de todas las épocas, los jardines han sido lugar de reposo y recreo para todas las personas y si en un principio cubrían extensiones en torno a los palacios y mansiones de los nobles que podían permitirse el lujo de mantenerlos. Con el paso del tiempo se han convertido en algo cotidiano a lo que los ciudadanos tienen acceso gracias a la creación de parques públicos.

Sin embargo existe otro concepto de jardín distinto del meramente ornamental. Se trata del jardín botánico que, además de servir de objeto decorativo o de placer visual, sirve de elemento educativo e incluso de investigación. Desde su creación como tales, los jardines botánicos han pasado por distintas etapas hasta constituirse como los conocemos actualmente.

En los siglos XV y XVI se crean los primeros jardines botánicos en Europa, sustituyéndose el criterio decorativo por el que se agrupa la flora del lugar. Pero es en el siglo XVIII, cuando Carl von Linné (1707 1778), con la introducción de nuevas técnicas taxonómicas y de la nomenclatura binomial, sustituye la recolección de plantas por un estudio más científico para el reconocimiento y posterior clasificación de las mismas. Fue a partir de ese siglo cuando los jardines botánicos se transforman en verdaderos lugares de investigación sobre el mundo vegetal, además de preocuparse por la conservación del patrimonio vegetal, estudiando y controlando las especies en vías de extinción.

En la actualidad un jardín botánico es, ante todo, un centro de educación que se ha ampliado a todos los niveles, tanto en la enseñanza reglada como en la informal. Son estos jardines un punto de confluencia para la ciencia, la historia, el arte y la cultura en general, desempeñando su función como instituciones ligadas al desarrollo cultural de los pueblos que los poseen.

Por su parte, la historia oral supone una aportación innovadora a la investigación y a la docencia de la historia. De acuerdo con el nuevo sistema educativo español, debe ser una de las fuentes utilizadas para reconstruir nuestro pasado más reciente. Este tipo de historia permite conocer acontecimientos de la vida que a menudo permanecen ocultos. La utilización de las fuentes orales nos acerca más al pasado que no hemos vivido directamente y descubrir una realidad diferente. Por este motivo, al alumnado hay que estimularlo para que haga uso de este método que a su vez le convierte en protagonista de la historia y así pueda transmitir su conocimiento a otras personas.

El uso de estas fuentes orales tiene muchas ventajas, pues enseña a utilizar las fuentes primarias de investigación histórica. Es una experiencia muy válida para llegar a conocer los cambios ocurridos en la vida cotidiana, incluso poderse identificar con personas, comprender determinadas actitudes, reconstruir la historia de una institución, etc.

Los antecedentes de la historia oral los tenemos en la literatura griega, y en las civilizaciones que por tradición se transmiten de forma oral los acontecimientos que le han sucedido a su pueblo de generación en generación.

La historia oral es además interdisciplinar: se trabaja en sociología, en antropología, en sociolingüística, en geografía, y hasta sirve como método de investigación para estudiar la transformación del paisaje de un lugar determinado, los cambios de vegetación que no se pueden medir por sistemas tradicionales de análisis, etc.

Este trabajo consiste sólamente en una primera aproximación a la historia de un jardín Botánico, por ello hemos hecho uso de dos fuentes: orales y gráficas. Se pretende estudiar desde los años cincuenta, con la creación del Jardín Botánico Canario "Viera y Clavijo", y su evolución hasta la década de los setenta. Para desarrollarlo se parte de la elaboración de un cuestionario, la búsqueda y selección de los informantes, la realización de la entrevista y su posterior transcripción que configura el trabajo.

En esta ocasión se ha elegido a una persona que vivió intensamente la creación y desarrollo del Jardín Botánico Canario ‘Viera y Clavijo’, y que entabló una gran amistad con la persona que se encargó de poner en marcha el Jardín: Jaime O´Shanahan Bravo de Laguna.

Objetivos de la lnvestigación

  • descubrir la importancia de Enrique Sventenius como fundador del Jardín Botánico Canario ‘Viera y Clavijo’
  • analizar las causas que provocaron la elección del lugar donde se ubica el Jardín Canario
  • aprender a interpretar lo que se observa y comprender la importancia del Jardín Canario y su entorno
  • descubrir y reconocer a los científicos y naturalistas que visitaron nuestra isla
  • comparar las realidades existentes entre los años en que se crea el Jardín Botánico y la actualidad
  • registrar la información que se recoge a través de la entrevista
  • conocer la vida en el pasado a través de la fotografía.

Metodología

La metodología que se ha seguido es la propia de la historia oral basada en la recogida de información a través de entrevistas. Su realización se apoya en la aplicación de una encuesta orientada hacia la obtención de la "historia del jardín".

El proyecto debe completarse a partir de la investigación sobre los orígenes de los nombres que reciben los diferentes lugares, para ello utilizaremos un mapa del jardín y trataremos de averiguar el por qué reciben esa denominación.

También podemos localizar fotografías históricas valiosas y utilizar la historia oral para registrar las explicaciones de las personas que conocían cómo era ese lugar hace 20 o 30 años. Las fotografías, evidencia visual de la historia, están atrayendo mucho la atención de los historiadores, pues nos ofrecen una visión única de la vida en el pasado y de igual manera deben servir a los estudiantes. En este proyecto el estudiante debe localizar fotos antiguas, realizar una pequeña entrevista a alguna persona que conoció la zona, fotografíar el lugar tal y como es en la actualidad y por último llevar al aula todo el material para proceder a hacer una exposición. Así tenemos tanto una imagen histórica como el contexto del recuerdo oral.

Cómo Elaborar el Trabajo

Para llevar a cabo este trabajo es necesario elaborar un cuestionario donde se recojan los aspectos más relevantes de la creación del Jardín Botánico Canario para que a través de él se conozca cómo era y cómo ha sido su evolución.

Cuestionario

¿Por qué se creó el Jardín Canario? ¿cuál fue el motivo?

¿Qué pasos se dieron para su creación?

¿Quiénes fueron las personas que colaboraron en que se hiciese realidad el proyecto?

¿Recuerda como era Sventenius? ¿y alguna anécdota suya?

¿Por qué se eligió ese lugar y no otro? ¿se necesitaba un clima en particular?

¿Quiénes eran sus propietarios? ¿se compró o se expropió?

¿Qué utilidad tenía el suelo dónde hoy se encuentra el Jardín? ¿qué se cultivaba? ¿era de regadío o de secano?

¿Qué supuso para los vecinos la creación del Jardín?

¿Supuso actividad económica para la zona?

¿Las instalaciones, han sido siempre las mismas? ¿qué modificaciones se han hecho?

¿Cómo era la zona en los años 30, 40 o 50 antes de la ubicación del Jardín?

¿Cómo se ha transformado el paisaje, la flora y la fauna?

¿Qué procedencia tienen las plantas que se encuentran en el Jardín?

¿Por qué reciben diferentes nombres las zonas del Jardín? ¿qué extensión tiene?

¿Cuántas personas han trabajado y trabajan ? ¿qué funciones desempeñan?

¿Quiénes son las personas que lo visitan?

¿Qué ha significado el Jardín Canario para la educación, la cultura, la ciencia,...?

¿Tiene repercusiones económicas, sociales,... la investigación que se realiza en el Jardín?

¿Qué valoración final puede hacer del Jardín? como por ejemplo ¿en qué aspectos hay que volcarse más, qué mejoras serían de interés para todos?

Conclusiones

La aplicación del cuestionario no es cerrada en ningún momento, se pretende que el alumnado que va trabajar este tema, puede añadir lo que estime necesario para una mejor comprensión. No podemos olvidar que la fuente oral es el instrumento ideal para trabajar la historia, despertando el interés sobre diversos temas. Buscamos información, no sólo de personas que ocuparon cargos de relevancia, sino de todos aquellos que contribuyeron a su creación y consolidación.

   

Related Gardens

Spain - Islas Canarias - Las Palmas de Gran Canaria