Avances en la Organización de la Red Colombiana de Jardines Botánicos (Progress in the development of the Colombian Botanic Gardens Network)

Hermes Cuadros V.

Jardín Botánico "Guillermo Piñeres"
P.O.Box 5456 Cartagena, Colombia

Resumen

Colombia es un país de regiones. Cada región posee características de clima, suelo y vegetación que la alejan claramente de la otra.

A pesar de que pueden nombrarse artificialmente tantas regiones como se desee, son básicamente cinco: Región norte, con una amplia llanura subxerofítica y formaciones montañosas aisladas de los Andes; Región sur, con influencia de la Amazonia; Región occidental, con la humedad y exhuberancia del Pacífico; Región oriental o de Los Llanos, con grandes formaciones de sabana y montañas aisladas; y Región central, con las cordilleras de los Andes y los valles interandinos. Tal diversidad de regiones ha permitido que surgan inquietudes sobre la conservación de cada región en particular y que se creen instituciones con el nombre de jardín botánico, para llevar a cabo labores de conservación.

La Red Colombiana de Jardines Botánicos, fué creada para orientar y mantener unidas por objetivos communes a las instituciones nacionales. Actualmente tiene conocimiento y mantiene comunicación con 22 entidades que existen en Colombia con el nombre de jardín botánico y ha realizado esfuerzos para contribuir con ellos y hacerlos más eficientes en el desarrollo de sus labores de conservación, educación, investigación y recreación.

Con la colaboración de BGCI, WWF e instituciones colombianas, ha organizado reuniones, talleres y seminarios para capacitar a las personas encargadas de los programas de educación, posee información acerca de la capacidad de cada institución y con la ayuda del Missouri Botanic Garden ofrecerá a sus miembros instrucción sobre conservación de especies amenazadas.

A pesar de la importancia evidente de su biología única la pérdida de especies en Colombia es una verdadera tragedia que ha sido discutida pero que no ha sido suficientemente valorada. El 75% de la vegetación natural en Colombia ha desaparecido entre 0 y 1000 metros de altitud; el bosque se encuentra bajo fuerte presión colonizadora entre 1000 y 2500 metros de altitud y tanto los bosques de niebla como los páramos y nevedos -donde se originan los ríos- están siendo destruidos y reducidos a parcelas boscosas en zonas de difícil acceso. Sin personal y sin recursos, las entidades gubernamentales han sido incapaces de cumplir las tareas de defensa y conservación que les fueron asignadas.

La Red Colombiana de Jardines Botánicos fué creada en 1988, por 10 instituciones, con los siguientes objetivos:

  1. Establecer y mantener contactos con los demás jardines del país y con otros jardines botánicos del exterior;
  2. Capacitar técnicamente al personal vinculado a ellos y comprometerlo con la estrategia mundial para la conservación;
  3. Promover en los jardines botánicos la investigación para conservar;
  4. Organizar reuniones, cursos, talleres, simposios y conferencias para colaborar con los jardines botánicos en el cumplimiento de sus objetivos;
  5. Asesorar la creación de nuevos jardines botánicos;
  6. Actuar como un centro de información para las entidades internacionales.

La Red Colombiana de Jardines Botánicos está conformada por 15 instituciones y es orientada por una Junta Directiva de cinco miembros, encargados de velar por el cumplimiento de los objetivos, llevar a cabo las tareas propuestas por la Asamblea General y organizar los diferentes eventos. Hasta la fecha, hemos realizado cuatro Reuniones Nacionales, tres Reuniones Extraordinarias de comité, un Taller sobre educación, hemos dirigido la planeación de un proyecto para buscar financiación y mantenemos una activa correspondencia. Con el apoyo del BGCI e Instituciones colombianas ofrecímos en 1993 instrucción sobre educación y sobre la conservación de especies amenazadas. La Red ha tenido algunos tropiezos para su funcionamiento. Algunos de ellos se derivan de la falta de recursos de la Red y otros de la propia estructura de los jardines botánicos que se pueden catalogar arbitrariamente en dos categorias:

  1. Jardines botánicos que existen, en esta categoría han sido agrupadas 22 instituciones que al menos en una oportunidad han delegado un representante para asistir a alguna de las reuniones de la Red Nacional de Jardines Botánicos o que nos han manifestado por escrito su existencia. Algunos de ellos solo existen en la mente de quién nos escribe, pero es posible que con un poco de ayuda lleguen a organizarse y a funcionar como verdaderos jardines botánicos, así que les escribimos y los estimulamos con entusiasmo. Doce jardines, o sea el 54% de los jardines botánicos existentes están ubicados en la llamada Región Central de Colombia, la cuál además de ser la zona de mayor producción agrícola (zona cafetera, con clima templado), también concentra la mayor densidad de población; de estos extraemos una 2da. categoría:
  2. Siete jardines que funcionan (planta física, organización administrativa y organización científica), que están ubicados uno en el Sur, tres en el Centro, dos en el Oriente y uno en el Norte.

Relaciones nacionales e internacionales

La Red Nacional de Jardines Botánicos de Colombia ha promovido desde hace cinco años la vinculación de los jardines botánicos con las instituciones internacionales creadas para agruparlos y contribuir con el cumplimiento de sus funciones. Cuatro instituciones son miembros de BGCI y dos de IABG, mantenemos contacto con el Centro para la Conservación de Plantas y cerca de una docena de entidades de conservación en el mundo que, generalmente, piden datos. Los documentos recibidos son compartidos con las 22 instituciones que existen.

Fondos

El 100% de los fondos para el funcionamiento de los jardines botánicos colombianos proviene de instituciones nacionales. Cuatro jardines botánicos reciben ayudas internacionales que apoyan proyectos específicos. La Red Colombiana de Jardines Botánicos cuenta con tesorería y fiscalía, pero no posee fondos. Los jardines miembros de la Junta Directiva corren con los costos de correo y desplazamientos.

Futuro de los jardines botánicos en Colombia

El futuro de los jardines botánicos que funcionan en Colombia es claro y existe un plan de la Red Nacional de Jardines Botánicos para prepararlos cada día mejor para cumplir sus tareas de educación y conservación. Para resumir el futuro de los jardines botánicos colombianos, analicemos tres aspectos: futuro económico, futuro científico, futuro de sus colecciones.

Futuro económico

Entre los jardines botánicos que existen en Colombia, se encuentra una gama amplia de estrategias para obtener fondos. Muchos de ellos, desafortunadamente, obtienen un porcentaje importante de sus recursos del gobierno, a traves de los llamados "auxilios", los cuales hoy, con base en las medidas del propio gobierno y de la nueva Constitución Política de Colombia para evitar la corrupción, han sido drásticamente limitados o eliminados. El apoyo que los jardines botánicos que existen en Colombia puedan prestar a la conservación es incierto, puesto que su futuro económico es igualmente incierto.

Los jardines que funcionan en Colombia poseen un futuro claro para sus gastos de mantenimiento y para los proyectos que actualmente llevan a cabo, pero es incierto para nuevos proyectos, para gastos de inversión y para la ampliación de sus servicios. Estas instituciones dependen en gran medida del rendimiento de su patrimonio, representado en títulos valores o papeles de inversión. Ante la política económica del gobierno se preveen dificultades para su crecimiento si no logran diseñar estrategias para su comercialización u obtener financiación internacional para sus proyectos.

Futuro científico

Así como la labor educativa de los jardines botánicos es hoy permanentamente revisada y estimulada para que sea adoptada y orientada en todo el mundo de acuerdo a sus recursos y necesidades; la labor científica de los jardines botánicos, a pesar de la declaración de Gran Canaria, debe ser revisada y estimulada mediante foros regionales, para que los jardines botánicos puedan definir más claramente su identidad como entidades de investigación y conservación. Debemos orientar a los jardines botánicos para que replanteen sus metas y dediquen esfuerzos a su región. Dos jardines botánicos miembros de la Red participan en programas del gobierno con la comunidad y están trabajando en el planeamiento de un programa nacional de jardines botánicos que será propuesto en nuestra próxima Réunion.

Futuro de las colecciones de herbario

El esfuerzo y los costos de mantener una colección de herbario, comparado con el papel que están jugando en la investigación botánica, obligará a que muy pronto su función deba ser considerada para aprovecharlos de una mejor manera o reorientarlos.

BGCI y nuestra red

BGCI es muy eficiente en la producción y distribución de materiales educativos y boletines con información útil para nosotros. La Red Nacional de Jardines Botánicos de Colombia felicita al BGCI por sus publicaciones y programas educativos y le propone apoyar con el mismo o mayor entusiasmo tres programas de los jardines botanicos latinoamericanos enmarcos en las resoluciones de la Isla de Réunion:

  1. Apoyar el establicimiento y adecuado manejo de colecciones vivas y bancos de germoplasma;
  2. Apoyar el establicimiento y desarrollo de bases de datos sobre especies útiles amenazadas; y
  3. Apoyar el fortalecimiento de la Asociación Latinoamericana y del Caribe de Jardines Botanicos.

Deseo expresar mis agradecimientos al Banco de la Républica de Colombia por sus orientaciones y apoyo institucional, a Peter Wyse Jackson, a Julia Willison y al Missouri Botanical Garden por su apoyo para participar en el Congreso.

Preface  |  Contents List  |  Congress Report  |  Workshop Conclusions  |  List of Authors